Las Estancias


DECLARADA PRIMERA COLECCIÓN MUSEOGRÁFICA PRIVADA DE CANTABRIA


 

 

 


El conjunto lo forman tres edificios y la huerta. La vivienda constituye el núcleo central y a ella se adosa el pajar con la socarreña. En otro pequeño edificio se ubica el horno de pan, rodeado del pozo de riego y el lavadero. La huerta de frutales y hortalizas se sitúa en la parte trasera de las construcciones. La disposición del conjunto se concretó en los años veinte del pasado siglo como la síntesis de varias centurias de evolución. Refleja la funcionalidad de una hacienda de la pequeña aristocracia campesina local, dedicada a la labranza de la tierra, al comercio y los servicios.
La vivienda es visitable en sus dos plantas y bajocubiertas. La planta baja cuenta con diez estancias de visita y la planta alta con seis más, además de dos desvanes. En su interior se conserva gran parte del ajuar, el mobiliario y el utillaje característicos de la economía rural precapitalista que, como modo de producción, desapareció en la segunda mitad del siglo XX: despensa, cocina, alcobas, despachos, desvanes, socarreña y galvareta, todo ambientado de época para que te transportes a los tiempos de tus antepasados…
¿Vienes a evocar tu pasado?
Gestiona

Colabora

Colabora

Síguenos en la Red